Cargando contenido

Loco Mundo Gay


6 alimentos con forma fálica con los que puedes practicar el sexo oral2016
11
Dic

6 alimentos con forma fálica con los que puedes practicar el sexo oral

El que no llora no mama, pero como no es plan de ponernos a llorar porque no mamamos, siempre puedes echarte otra cosa a la boca, en el caso de que te gusten los falos, obviamente. Y si es el caso, aquí estoy para proponerte hasta 6 alimentos con forma fálica con los que puedes practicar el sexo oral y que podrás encontrar en cualquier cocina, o en su defecto, en la tienda que tienes a la vuelta de la esquina.

Por Jackeltuerto


¡Compártelo!




No hace falta que ningún estudio venga a decirnos que el sexo oral te puede ayudar a evitar la depresión, el semen concretamente. A los que practicamos habitualmente la felación no nos cabe ninguna duda. Por mucho que traten de intimidarnos con que las felaciones podría ser causa de cáncer de garganta, cosa que todavía está discutiendo la comunidad científica, tampoco vamos a dejar de hacerlas, mucho menos quienes todavía no han dejado siquiera de fumar. En cualqueir caso, la mayoría de estos artículos se refieren siempre al sexo oral entre parejas heterosexuales, luego lo mismo esos síntomas no te hacen efecto si eres homosexual. También es cierto que tendemos a tener una capacidad bucal más entrenada, indiscutiblemente. A veces, de hecho, no es que uno no tenga ganas de chupar, es que estás en casa y no tienes con quien practicar, pero no pierdes la oportunidad de llevarte algo a la boca, para lo que te propongo 6 alimentos que llevarte a la boca, como quien se lleva un hermoso y sabroso pene, sea la que sea la forma que tenga, que perfectamente puedes tener a mano en la cocina o en la tienda de la vuelta de la esquina.

El nutritivo chocolate

Todas las veces que he estado en el Reino Unido y nunca me había metido a la boca ninguna figura de chocolate con forma de pene. Quizás porque no estaba buscando en el lugar adecuado. El tuit de un padre pidiendo explicaciones a Cadbury por la contundente forma de pene, que no sólo fálica, de una navideña figura de chocolate se ha vuelto viral: «Mi pequeño adora vuestro chocolate, pero creo que vuestro molde para la figura de Santa Claus necesita algo más de trabajo». Yo no descartaría que se disparara la venta del producto, no ya sólo para niños, sino para todos aquellos que quieran liberar endorfinas, las que proporciona el chocolate, tan beneficioso para el sistema circulatorio, fabuloso estimulante cerebral, con propiedades anticancerosas, antitusivas y contra la diarrea, a la vez que practican chupando tan sabroso falo. No intentes metértelo por otro sitio, porque se autodestruye ipso facto. Por cierto, que yo juraría que también he visto esas formas en España, que no hace falta irse al Reino Unido, sólo que aquí en lugar de estar recubiertos con la forma de Sant Claus, están hechos a la medida de lso Reyes Magos.


Chocolate con forma de glande - Foto: Uso permitido


Toma fruta fresca

Qué lejos quedan los tiempos aquellos en los que Bom Bom Chip cantaban lo de «Toma mucha fruta, mucha fruta fresca. Tómala y disfruta como te parezca». ¿Cómo te quedas? Pues fíjate que había otra estrofa de lo más sugerente que decía «Toma una banana, cada mañana. Cuando está madura, es una locura».



Y cuánta razón, porque además, un plátano era precisamente la fruta que una prostituta utiliza para enseñar a hacer una mamada a Judy Davis en una impagable secuencia de Celebrity (Woody Allen, 1998, EE.UU.). Con los plátanso, además, siempre puedes enocntrar piezas que se adapten a la forma de pene que más te pone, o a la de tu propia pareja. ¿Y lo divertido que resulta practicar hasta dónde te lo puedes moter sin morder y sin que te de una arcada?


Celebrity - Foto: Uso permitido


Helado para refrescar la garganta

Al rico helado de piña para el niño y la niña, decían los personajes de Barrio Sésamo. Y es que, claro, los helados también dan para mucho juego. Da lo mismo que sea un cucurucho con unas bolas de helado que puedes dar forma a tu antojo con la lengua, o un helado de hielo, tipo Calippo, de los que aprietas en la base y sale toda la chicha para chupar y chupar extrayendo todo su jugo hasta que lo dejas seco. Cómo será la cosa que hata comeindote uno de estos puedes incluso cambiar de acera.



Si además eres fetichista, siempre te puedes apuntar al Frigopie, por supuesto que sí. Yo desde luego no me estoy inventando nada, basta ver cualquier spot de helados en televisión para comprender que no te están vendiendo sabor, sino sexo, puro y duro, aunque prefiero dejaros con aquella secuencia de La naranja mecánica (A clockwork orange, Stanley Kubrick, 1971, Reino Unido & EE.UU.) en la que Alex ligaba con dos divotchkas que estaban comiendo helados como quien como otra cosa.



La verdura siempre es sana

Dime que nunca te ha pasado que estás en la tienda y coges una zanahoria para ver si está ya dura o blanda y alguien se te queda mirando como si estuvieras cogiendo otra cosa. Pero es que hay algunas zanahorias que te dan ganas de metértelas por muchos sitios. Quizás en este caso, no apetece mucho chupetearla, pero no me digas que no queda así como muy sucio cuando la sirves en una cena de amigas como crudites con un poco de mahonesa o culaquier otra salsita. Que gusto cuando las muerdes enteras y qué dolor cuando las cortas con un cuhillo, no me digas que no. Si no eres muy del color naranja, también puedes probar con un pepino, pero como que sin pelar no es exactamente lo mismo. ¿Vendrá de aquí lo del susto de los gatos ante los pepinos?



Dulces para saber diferente

Nada como tener a tu hija tumbada en el jardín de tu casa con un Chupa Chups en la boca para que no se te resista ningún posible inquilino. ¿Que no era así como estaba Sue Lyon en Lolita (Stanley Kubrick, 1962, Reino Unido & EE.UU.)? No importa, porque sguro que sabes la imagen a la que me refiero. No se trata solamente de utilizar un chupa chups para poner morritos y hacerte el interesante, es que a veces parece que están acariciando un prepucio, ni más ni menos. ¡Y pensar que es un invento español!



Pero ojo, que lo del caramelo con un palito tiene más utilidades, porque también puedes aprovechar para impregnar tu boca y tu lengua con el sabor del dulce y sorprender a tu pareja con un nuevo sabor al besarle. Mira tú que bien se lo pasa la parejita de La doncella (Ah-ga-ssi, Park Chan-wook, 2016, Corea del Sur).



Con o sin chocolate

A falta de churros, buenas son porras, sobre todo para mojar. ¿O era a falta de otra cosa bien vale una porra? No sé, pero ¿quién no le ha dicho nunca al camarero que le pone que le ponga un par de porras? Si encima luego las mojas con un poco de arte y le das vueltas al chocolate antes de meterte la porra en la boca sin derramar una gota, seguro que podrás seducir a ese churrero grasiento que tanto te pone. Algunos saben comerse las porras hasta con los ojos cerrados.



Las opiniones vertidas por los colaboradores de Universo Gay no se corresponden necesariamente con las de la empresa editora, siendo responsabilidad exclusiva de quienes las firman.


Fotos

¿Te ha resultado interesante?

Los documentos que marques como interesantes quedarán guardados en tus Favoritos. ¡No te pierdas lo que más te interesa y tenlo siempre a mano!


0
 
0

Tu opinión importa

Escribe tu opinión

Para poder comentar este artículo tienes que identificarte como usuario del portal. Si aún no estás registrado puedes crear tu cuenta gratis en menos de un minuto.