Cargando contenido

Loco Mundo Gay


Quince propuestas de invitados oportunistas, farsantes y honrados para La Sexta noche2017
16
Mar

Quince propuestas de invitados oportunistas, farsantes y honrados para La Sexta noche

Muy comentada ha sido la participación de Ignacio Arsuaga en un programa de máxima audiencia después de todo el cisma que ha montado con un autobús que no beneficiaba a nadie, luego tampoco parece que beneficie su participación en un horario tan privilegiado como el sábado noche. Por eso mismo hago estas quince propuestas de invitados igual de oportunistas, farsantes y honrados para La Sexta noche.

Por Jackeltuerto


¡Compártelo!




El 11 de marzo, luctuoso ya tristemente trágico del calendario español, La Sexta noche, el programa en el que «cada sábado a las 21:30» se desarrolla «la mejor tertulia con las mejores entrevistas», conducido por Iñaki López y Andrea Ropero, recibe en su plató a Ignacio Arsuaga Rato, un hombre claramente honrado, como diría Marco Antonio. Nunca se le ocurriría empujar a una persona homosexual desde una azotea, tal y como hacen los integrantes de ISIS, porque él no es ni integrante ni radical, él es un hombre honrado, como diría Marco Antonio. Uno como esos que cuando llega el Día de la Mujer Trabajadora seguro que reivindica el Día del Hombre (Heterosexual) Trabajador, aunque él sólo se dedique a conducir un loco autobús sin rumbo, más allá de inventarse otras campañas absurdas y sin sentido, o también cuando llega el Día del Orgullo LGTB, exige igualmente el Día del Orgullo Heterosexual, sin recordar que pocas semanas después podrá liberar su testosterona en las calles de Pamplona y hacer esas cosas que a los hombres heterosexuales parecen hacen tan bien, porque no recuerdo ninguna denuncia por violación entre personas del mismo sexo a pesar de que los gays no parecemos ser gente honrada, como diría Igancio Arsuaga.



Tanto hablar del lobby LGBT, del imperio gay o, como Arsuaga nos llama, la inquisición gay, que se nos había olvidado que teníamos el lobby facha y el auténtico imperio radical que sólo piensa en el bien común, nunca en el personal, ¿o es al revés? Pobrecitas las personas heterosexuales, esas grandes fábricas de personas homosexuales, transexuales, intersexuales y vaya usted a saber, porque, digámoslo de una vez por todas, sea cuál sea tu perversión o depravación, no sólo eres el fruto de Dios, sino de una pareja heterosexual. Quizás a lo mejor a quienes habría que empujar de una azotea es a las personas heterosexuales, origen de toda esta confusión sexual. Aunque claro, yo no querría que les pasara tal cosa a mis padres, aunque sean católicos y de derechas, lo mismo que ellos no querrían que me sucediera a mi, pobre pecador con más derechos que los heterosexuales, al menos más que lso que parece tener Ignacio Arsuaga, que debe vivir en un sótano de Chueca amordazado como si fuera el esclavo aquel del gimp de Pulp Fiction (Quetin Tarantino, 1994, EE.UU.).



Esa misma confusión (sexual y moral) es la que deben tener los directivos de La Sexta noche, ese programa que comienza ofreciendo el mejor análisis semanal, para terminar teniendo el mismo nivel que Sálvame Deluxe, sólo que en clave política. Ese programa justo y plural en el que a ninguno de sus tertulianos es abiertamente homosexual (otra cosa es que el armario lo tengan perfectamente decorado), a quienes no se les ve la pluma (me refiero a la pluma política), en el que ellos pueden despotricar contra los trols de las redes sociales y arremeter contra las personas que sólo podemos expresarnos en canales como Twitter, Google + y Facebook, llegando incluso a decir cosas que si tú dices en Internet te pueden llevar a la cárcel o a pagar una multa, pero que como ellos lo dicen a cara descubierta y están amparados por el respaldo de su asiento lo pueden decir sin caerse al suelo, papanatas que mienten descaradamente, pero nadie les llama la atención y si a otro tertuliano se le ocurre hacerlo, ya está alguien para contenerlo. Pero no importa, porque todos ellos son hombres honrados, que no tienen causas pendientes, ni son sospechosos de operar en función de los intereses de nada ni de nadie. porque todos ellos son hombres buenos y sobre todo honrados, como diría Marco Antonio.



A pesar de la unánime condena social por la puesta en circulación del infame autobús de Hazte Oir, paralizado por un juez, La Sexta noche no tuvo ningún conflicto (o sí y no lo sabemos) en «invitar» a su plató a Ignacio Arsuaga Rato. Ojo, que no estamos hablando de que las locas del lobby gay se están tirando de los pelos por la pésima estética de un autobús que parece hijo ilegítimo del autobús del butano, porque por una vez, y que sirva por favor de precedente, la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid están del mismo lado, Cataluña y el resto de España sienten lo mismo al respecto, y hasta la Conferencia Episcopal Española y el Partido Popular están de acuerdo con el peligroso lobby LGBT. Pero no, en lugar de ponerse del lugar de las víctimas, como hubiera hecho cualquier buen cristiano, La Sexta noche se ponen del lado del mal y el capital amparados en la actualidad invitando al radical de Hazte Oir. Ignacio Arsuaga Rato (me pregunto por qué no han llevado a Drag Sethlas, que también estaba de actualidad). Un «señor» que tuvo la cara de decir cosas como que «los heterosexuales nos vemos discriminados por los derechos especiales de los LGBTI» —que diga, por favor, cuáles son esos derechos porque yo, desde luego, los desconozco— o que «la intención de Hazte Oir no fue ofender a nadie, lanzando un mensaje basado en la biología» —la intención será lo que cuenta, pero está claro que no se lo estudiaron bien porque la naturaleza no sólo tiene ejemplos de especies en las que abunda la homosexualidad, sino también la transexualidad y la intersexualidad.



Debo reconocer que Iñaki López estuvo bastante fino y oportuno rebatiendo las barrabasadas de su invitado, advertido quizás por Gran Wyoming a quien había ido a visitar previamente a su plató de El intermedio para preguntar por el autobús de la verdadera libertad, pero no deja de ser triste que invitaran a este señor a su programa, contribuyendo en cualquier manera a proporcionarle un púlpito desde el que proclamar su propaganda y diseminar afirmaciones que, no es que sean erróneas, sino que en la mayoría de los casos son falacias repugnantes. ¿Qué o quién hay detrás de la invitación a Ignacio Arsuaga a La Sexa noche? No lo sé. No tengo ni idea. Pero algo me dice que debe de ser gente tan honrada como Bruto y sus colegas cuando apuñalan a Julio Cesar. Pero por si no quiere o no puede volver al programa, aquí está mi propuesta de posibles invitados con los temas que podrían tratar, de forma honrada en La Sexta noche. Sin acritud.

Aída Nizar discriminada por la gente sin autoestima

Que el público de Gran Hermano VIP, con la connivencia de Telecinco y Zeppelin TV, haya decidido que Aída Nizar vuelva a estar en la casa de Guadalix de la Sierra es bastante significativo de lo que quieren ver en televisión. El trol por excelencia en carne y hueso, que me parece la candidata ideal para una entrevista en la que perfectamente podría reivindicar el mal gusto de la gente que no tiene autoestima. Porque ya está bien de que nadie adore su vida.



Tronistas discriminados por amar a la antigua

La fábrica de malotes y poligoneras de Telecinco ha conseguido demostrar que por mucho que avance la sociedad, siempre nos quedará Mujeres y Hombres y Viceversa para comprobar que el amor a la antigua sigue siendo la aspiración de quienes tienen el encefalograma plano.



Jesús Tomillero discriminado por ser de derechas

Reivindicado por ser el primer árbitro abiertamente homosexual español, Jesús Tomillero denunciaba amenazas de muerte para después abandonar su soñada profesión al no aguantar la homofobia en el campo de juego. Tampoco es que se le diera mucho mejor manejarse en los platós de televisión, donde la gran mayoría nos quedábamos pasmados ante todo lo que tenía que contar, entendiendo quizás que se declarara también abiertamente folclórico y de derechas.



Bomberos discriminados porque sus calendarios terminan en garitos gays

Las fotos de Terelu Campos en las cabinas de los camioneros y los calendarios de bomberos en los garitos gays. Es un despropósito, claramente, cuando sabemos que son los bomberos los que tendrían que estar haciendo su calendario en un garito gay. A oscuras.



Alaska y Mario discriminados por ser católicos

Debe ser complicado ser diva del colectivo LGBT y declararse no sólo de derechas, sino católica y 'creyenta'. Contradicciones de «modernas de mierda», que diría Putilatex. Qué cosas que a ellos, que colaboraban en ese momento en la Cope, sólo les hicieron pedir perdón y les despidieron, peor no hubo ninguna denuncia por crimen de odio ni nada por el estilo por parte de los sectores más reaccionario, no.


La pasión de Alaska y Mario - Foto: Uso permitido


Mario Vaquerizo discriminada por tener pluma

Mario Vaquerizo ha reivindicado por activa y por pasiva el derecho a soltar la pluma que haga falta. Por su puesto que está en todo su derecho de comportarse como una marica sin decir si lo es. ¡Anda que no hay por ahí personas que van de machas cuando no sólo son pasivas sino también sumisas! Y ningún problema por serlo, que ellas lo disfrutan.



Luis Bárcenas discriminado por su creatividad

Está claro que no se puede ser creativo con la contabilidad, pero ¿y si Luis Bárcenas y sus predecesores en el cargo no fueran personas poderosamente creativas que habrían destacado si les hubieran hecho menestra de verdura, que no de cultura, como en su día fueran Mariano Rajoy Brey o Esperanza Aguirre y Gil de Biedma.



Esperanza Aguirre discriminada por criar ranas

Quizás no estaría mal invitar a Francisco Granados para un taller de redacción epistolar, pero recordando aquella última intervención de Esperanza Aguirre en La Sexta Noche, lo cierto es que no me resisto a que la gran esperanza blanca vuelva a su cadena favorita para hacer lo que mejor sabe hacer: hacernos reír con sus disparates y sus mamandurrias.



Marine Le Pen discriminada por ser francesa

Si Ignacio Arsuaga Rato se siente discriminado por las leyes que desfavorecen a los heterosexuales, claramente podemos entender que una «señora» como Marine Le Pen pueda sentirse discriminada por las leyes que favorecen a países que no sean Francia.



La portavoz de Hogar Social Madrid discriminada por los extranjeros

También conocida como 'la intocable', Lucía García de la Calzada es detenida el jueves, 16 de marzo en Madrid, por estar vinculada con organizaciones de extrema de derecha. Es la misma que hace unos meses extremistas de ideología contraria le dieran una paliza en la puerta de un bar de Murcia, que al parecer estaba ahora acogida por los buenos chicos de Hogar Social Madrid, esos que sólo ayudan a auténticos españoles en estado de necesidad, porque los extranjeros estarían mejor en sus casas, como esta gente en la suya. Me pregunto si siendo homosexual y no sólo español sino además asturiano, me acogerían si estuviera en situación de precariedad.



Monjas discriminadas por las tiendas eróticas

Ya es hora de que permitan a las monjas quejarse porque en las boutiques eróticas se venda su uniforme como reclamo sexual para las lesbianas.



El padre Román discriminado por seguir al pié de la letra las escrituras

«Dejad que los niños se acerquen a mi» deben ser las palabras que, sin duda, el padre Román y tantos otros miembros del clero no han terminado de entender, tan centrados como están en su lucha contra el lobby LGBT y el imperio gay. Ojalá la pederastia en la iglesia se terminara con un sencillo taller de comprensión lectora.



Mercedes Milá discriminada por llamar las cosas por su nombre

Se puede ser un acérrimo defensor de la lectura sin haber entendido una sola palabra de lo que se lee, de la misma manera que se puede reivindicar las #DoceMesesDoceCausas de Telecinco y que no se te caigan los anillos porque ante la elocuencia de un biólogo que desmonta tu discurso no se te ocurra ora cosa que llamarle gordo. Luego vas y apoyas la lucha contra el acoso, guapa (eufemismo, por no decirle la verdad).



Donald Trump discriminado cada vez que decimos Estados Unidos

Igual que la mayoría de la gente, Donald Trump no sabe o no quiere saber que México está en Norteamérica, tal y como corregía muy oportunamente la reina Letizia a uno de sus colegas en sus tiempos de periodista. Por eso el presidente estadounidense debe molestarse cada vez que alguien dice Estados Unidos en lugar de América, que es lo que él utiliza para hablar de su país, sin entender que es un metonimia que incluye a Canadá y toda Latinoamérica.



Canadá discriminada por no tener su muro

Mucho hablar en contra y a favor del muro de México, pero ¿no querrían los canadienses reivindicar su propio muro para estar bien separados de la influencia de Donald Trump?



Las opiniones vertidas por los colaboradores de Universo Gay no se corresponden necesariamente con las de la empresa editora, siendo responsabilidad exclusiva de quienes las firman.


Fotos

¿Te ha resultado interesante?

Los documentos que marques como interesantes quedarán guardados en tus Favoritos. ¡No te pierdas lo que más te interesa y tenlo siempre a mano!


0
 
0

Tu opinión importa

Escribe tu opinión

Para poder comentar este artículo tienes que identificarte como usuario del portal. Si aún no estás registrado puedes crear tu cuenta gratis en menos de un minuto.