Cargando contenido

Loco Mundo Gay


Veinte artistas y bandas que son homofóbicos, a no ser que sólo lo sean sus canciones2017
02
Abr

Veinte artistas y bandas que son homofóbicos, a no ser que sólo lo sean sus canciones

A pesar de que son muchos los que piensan que Eminem es homofóbico, no está Elton John entre esots «idiotas», porque según el artista británico, el rapero estadounidense «solamente escribe sobre cómo son las cosas, no como piensa». ¿Qué pensará entonces de todas estas canciones, que muchos consideran que son homofóbicas?

Por Jackeltuerto


¡Compártelo!




Sostiene Elton John que Marshall Bruce Mathers III, también conocido como Eminem no es homofóbico, a pesar de que, sobre todo al inicio de su trayectoria, se le acusara de tal cosa en base a varias letras de sus canciones. Sin embargo, el artista británico no sólo piensa que el rapero estadounidense no es homofóbico, sino que son «idiotas» quienes así lo perciben. Porque, a su manera de entender las cosas, «solamente escribe sobre cómo son las cosas, no como piensa», lo que debe obligarle a utilizar demasiado expresiones como «maricón» y hacer esas descripciones negativas de los homosexuales. Hoy ya no las hace, dice, no porque le hayan tachado de homofóbico, sino porque las cosas deben haber cambiado.



Entonces, ¿es posible que algunos «idiotas» hayan podido acusar a otras bandas y artistas de homofóbicos sin serlo, sólo porque hablan de cómo son las cosas y no de como piensan ellos? Pues debe ser, al menos para Elton John, perdón, Sir Elton John, que no quiero yo quietarle lo que la reina real le ha dado a una reina figurada. Quizás os parezcan demasiadas, pero hay más, sólo que muchas son feas hasta desde un punto de vista musical... lo que no quiere decir que estas sean bonitas.

The subject was faggots por Gil Scott-Heron

Sólo un año después de las revueltas de Stonewall, este pavo dacaba este tema que, si nos atenemos a la realidad, tan sólo refleja lo que había en aquella época, luego lo miso no es homofóbica aunque hable de esta manera de los maricones.



Closet queen por James Gang



The great deceiver por King Crimson

«Maricón de comida saludable», dice la letra de esta banda de rock progresivo. No sé si se referían a Elton John, pero también hablan de alguien con un traje a cuadros, como los que él lucía en aquellos mismos años.



Les boys y Money for nothing por Dire Straits

Si eres de os que, como a un servidor, nunca te gustaron Dire Straits, ahora vas a saber por qué. En 1980 publican un tema, Les boys, que seguramente a Elton John sólo le parece que ofrece lo que para la gente en general es el estereotipo de marica fina, pero que lo que hace en realidad es a perpetuar esa imagen peyorativa del homosexual. La banda londinense se permitió repetir desdén hacia el colectivo años después, en el que sería uno de sus grandes temas, Money for nothing, en la que aprovechan ese mismo estereotipo para burlarse de un gay, por muy millonario que sea.





X por Los Angeles



Bobby Brown y He’s so gay por Frank Zappa

Mira por dónde, ahora me doy cuenta de dónde ha podido sacar el alcalde de Alcorcón sus patéticas ideas sobre las feministas. ¿Es posibel que entonces él también sea un gay encubierto como el de la canción de Frank Zappa? No contento con la historia de Bobby Brown, años después reincidiría en la homofobia con un tema mucho más explícito en el que, directamente, se reía del mismo estereotipo que había construido Dire Straits.





El nacimiento de Ramiro por Rubén Blades

Cuando todavía actuaba con el nombre de Willy Colon, el polifacético músico y compositor panameño lanzaba este tema integrado en su álbum Muestra vida, a través del que celebra el nacimiento de su hijo Ramiro. Tal y como son las cosas, que no porque él lo piense, no puede reprimir pensar en qué se convertirá cuando sea mayor, pidiendo al señor que entre todas las cosas que podría pedir, tan sólo se le ocurre pedir dos: «que no me salga marica, que no me salga ladrón».



Sufre, mamón por Hombres G

Integrada por David Summers, Daniel Mezquita, Rafael Gutiérrez y Javier Molina, Hombres G llegaban para proporcionar ese toque de masculinidad que necesitaba la movida madrileña, tan ambigua, tan andrógina, tan marica. El hecho de que su nombre vieira de una película de cine negro de los años 30 en referencia a los G-men, hombres del gobierno que luchaban contra el mal, ya nos puede dar una pista de la onda por al que van estos chicos pijos de ciudad. Uno de sus primeros éxitos era Sufre, mamón, en la que no tenían problema en vengarse «de ese marica», que les había quitado la novia. Machitos de pacotilla que eran estos chicos a los que su papá, Manuel Summers, les hace una película a su medida.



Homosexual por Angry Samoans



Where's the dress por Moe and Joe

En esta canción country un par de paletos, tal cuál, utilizan como base aquella porpular canción de Culture Club, Karma Kameleon, para burlarse de Boy George. Ni más ni menos. Me pregunto qué pensaría Elton John si hubieran hecho lo mismo con alguno de sus temas de los años setenta, donde lucía una imagen no menos extravagante.



Once in a million por Guns N Roses

Sostiene Elton John que Axel Rose tampoco es homofóbico, por las mismas razones que Eminem. Sin embargo, no todos opinaron lo mismo en su momento de un tema que habla de «maricones» que van por ahí «contagiando una puta enfermedad». La banda ya se adelantaba a la controversia advirtiendo sobre su contenido, luego eran conscientes de lo que estaban diciendo. Cuando le preguntan, Axel Rose repite ese mantra tan del heteropatriarcado de «no estoy contra ellos, que hagan lo que quieran mientras no hagan daño a nadie y no me fuercen a mi a hacerlo».



Muévelo por El general

Más conocido como El General, Edgardo Franco es insólito ejemplo de artista panameño, testigo de Jehová antes que músico, entregado de nuevo actualmente a su causa mística después de abandonar su trayectoria musical. Siendo hombre religioso, quizás hasta tenga sentido que sea homofóbico, pero no, desde luego, que aluda al erotismo en sus vídeos musicales, como el de Muévelo, una hortera mezcla de rap latino con reggae jamaicano en el que dejaba muy claro que no quería «ningún chico mariposa, son muy raros y vienen con su cosa».



Georgie Porgie por A Tribe Called Quest

«En el principio estaban Adán y eva, pero algunos intentaron que parecieran Adán y Steve». ¿Hace falta que siga?



Boom boom bye por Buju Banton

«El mundo está en problemas. Cada vez que Buju Banton llega, los gays tendrán que huir o recibirán una bala en la cabeza. Bang, bang, en la cabeza de un gay. No defenderé a los hombres asquerosos. Deben morir». En muchos países sigue siendo una realidad, lo que no significa que no sea una letra homofóbica… salvo para Elton John, probablemente.



I just saw the gayest guy on earth por Anal Cunt

¿Qué podemos pensar con una canción que termina deseando la muerte de los gays?



Puto por Volovan

¿Hace falta exlicarlo?



Down por Guasones

Tener como modelo a The Rolling Stone no implica que también emules su rollito de ambigüedad sexual, mucho menos cuando cantas en un concierto, que es cuando el líder de Guasones aprovecha para cambiar lo de «Y tuve maestro de todos los palos. Lesbianas, gays y mucho más. Y es sexo en rebaño» por «Lesbianas, gays y tanta mierda».



Kill that faggot por Styles P



I kiss a girl & Ur so gay por Katy Perry

Decía Katy Perry: «Besé a una chica y me encantó», aunque reconoce que hizo algo más. Víctimas de homofóbia son ciertamente muchas veces aquellos que no terminan de aceptarse a sí mismos. Cómo si no podría explicarse que aluda tan frívolamente a la letra de su propia canción, en la que continúa advirtiendo que hacer tal cosa «no significa que esté enamorada», evidentemente, de la misma manera que también es bastante retrógado continuar diciendo que «eso no es lo que hacen las chicas buenas, ni cómo deberían comportarse». Si es que no se puede pretender ser moderna vistiendo esos modelitos dorados. Por si no fuera suficiente sugerir que no le importa besarse con chicas, en lo que considera un divertimento, pero nunca una relación seria, Katy Perry insiste con el tema para arremeter contra un chico del que parece haberse enamorado, solo que le fastidiaba que responda a los clichés de un gay, sin serlo. O sea, que no le gusta la pluma.





Rap God de Eminem

El rapero rubio se defendía de las acusaciones de homofobia por el uso del término «maricón» alegando que para él no era un insulto, era como llamar a alguien «zorra» o «gilipollas», que no son insultos, claro que no, tan sólo adjetivos descriptivos… pero no de aquellos contra quienes se usan, sino más bien de aquel que los utiliza. Y no es un tema del principio, sino de hace tan sólo 4 años.



Las opiniones vertidas por los colaboradores de Universo Gay no se corresponden necesariamente con las de la empresa editora, siendo responsabilidad exclusiva de quienes las firman.


Fotos

¿Te ha resultado interesante?

Los documentos que marques como interesantes quedarán guardados en tus Favoritos. ¡No te pierdas lo que más te interesa y tenlo siempre a mano!


1
 
0

Tu opinión importa

Escribe tu opinión

Para poder comentar este artículo tienes que identificarte como usuario del portal. Si aún no estás registrado puedes crear tu cuenta gratis en menos de un minuto.